Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Regimiento de Infanteria de San Bernardo

Santiago

            El Regimiento de Infantería de San Bernardo, al mando del coronel Leonel Koenig ocupó uno de los lugares más estratégicos durante el bombardeo y asalto a La Moneda. Estuvo a cargo de ocupar el recinto presidencial después del bombardeo y miembros de este grupo de asalto jugarían mas tarde un rol importantísimo dentro del aparato de represión de la dictadura. En los días y meses posteriores al golpe, y cuando el Estadio Nacional no daba abasto con tanto preso político, el Regimiento San Bernardo se convirtió en uno de los centros más brutales de represión de la zona y esta vinculado directamente con la desaparición de cientos de personas de la región de San Bernardo y Paine. Junto con miembros de la Comisaría de Carabineros de Paine y civiles de esa localidad, efectivos del Regimiento de Infantería de San Bernardo llevaron acabo una ola de represión sobre la población civil de Paine, la cual dejaría un saldo de mas de cien ejecutados y desaparecidos en la zona, incluyendo a  Mauricio Cea Iturrieta, Iselcio González Sandoval, Roberto Avila Márquez, José Cabezas Bueno, Francisco Calderón Nilo, Héctor Castro Sáez, Domingo Galaz Salas, José González Espinoza, Juan González Pérez, Aurelio Hidalgo Mella, Bernabé López López, Héctor Pinto Caroca, Aliro Valdivia Valdivia, José Vidal Arenas, Víctor Zamorano González, Juan Nuñez Vargas, Donaire Rolando Rodríguez, Juan Ortiz Acevedo, Luis Ortiz Acevedo, Bautista Oyarzo Torres, Saúl Cárcamo Rojas, Ricardo Carrasco Barrios

 Con relación al Regimiento de Infantería de San Bernardo el informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (Informe Rettig) dice: "también fue usado como centro de detención, aún cuando nunca las autoridades militares lo reconocieron así, el Regimiento de Infantería de San Bernardo, en cuyo interior se encuentra ubicado el Cerro Chena, lugar de ejecución de un alto número de detenidos, provenientes de la zona de San Bernardo y Paine. Algunos de los cuerpos sin vida de estas personas fueron enviados al Instituto Médico Legal de Santiago, y se dejó establecido en los respectivos protocolos de autopsia que esos cadáveres provenían del mencionado Regimiento. En este lugar se practicaron numerosas formas de tortura ".  

  El Regimiento de Infantería de San Bernardo estuvo también a cargo del Recinto Militar de Cerro Chena, donde, en los meses posteriores al golpe fueron torturados y ejecutados un sin numero de presos políticos, entre ellos el pastor evangélico Roberto Segundo Avila Márquez y trabajadores de la Maestranza de Ferrocarriles de San Bernardo, algunos de los cuerpos aparecieron años mas tarde en el Patio 29.

 

Maestranza de San Bernardo

 

Criminales y Cómplices:

Ejercito: (nomina de los principales oficiales que integraban este Regimiento en 1973)

Coronel Leonel Koenig Altternatt (en ese entonces a cargo del Regimiento de San Bernardo), Julio Cerda (actualmente General de la Sexta División del Ejército - en la foto)), Pedro Montalva Calvo (coronel), Ivan de la Fuente Saez (mayor), Hernan Pizarro Collarte (mayor), Ciro Ahumada Miranda (mayor), Juan Carlos Nielsen Stambuck (capitán), Sergio Rodríguez Rautcher (capitán), Luis Cortes Villa (capitán), Victor Pinto Perez (capitán), Marcila Cobos Farias (capitán), Jorge Romero Campos (capitán), Luis Villarroel Contreras (capitán), Hector Maturana Zúñiga (capitán), Luis Garfias Cabrera (capitán), Eduardo Silva Bravo (capitán), Sergio Saldivia M (capitán)

Carabineros: (nomina de carabineros en la Comisaría de Paine en 1973): Nelson Iván Bravo Espinoza (capitán), Raúl Ortiz Maluenda (sargento), uno de apellido Reyes (sargento), Carlos Aburto Jaramillo (cabo), José Osvaldo Retamal Burgos (cabo), Víctor Manuel Sagredo Aravena (cabo), Samuel Ahumada Cabello, Raúl Héctor Donoso Figueroa, Alamiro Rene Garrido Ubal, Jorge E. González Quezada, Víctor Manuel Labarca Díaz, Eduardo Molina Armijo, José Piñaleo Pérez.

Civiles: (todos residentes de la localidad de Paine y sus alrededores): Francisco Luzoro, Claudio Oregon, los hermanos Hugo Aguilera y Fernando Aguilera, Jorge Sepúlveda, miembros de la familia Carrasco,

 

Fuentes de Información: Informe Rettig; Diario: “El Mostrador”, “El Nortino.cl”; Libros:“El callejón de las viudas”; “La pagina en Blanco”; Archivo Memoriaviva


El Nortino.cl

General de la Sexta División del Ejército, Julio Cerda declaró en tres casos de desaparecidos

El general Cerda aparece mencionado en una declaración que realiza el ex conscripto Manuel Enrique Paredes, quien en 1973 realizaba el Servicio Militar en la Escuela de Infantería de San Bernardo y a pesar que la declaración no sindica al general como involucrado en las detenciones, lo incluye entre sus superiores en aquella época.

Según informaciones publicadas ayer por el diario electrónico El Mostrador el comandante en jefe de la Sexta División y cuarta antigüedad del Ejército, General Julio Cerda Carrasco declaró por tres procesos de desaparecidos que en la actualidad investiga la jueza especial de la Corte de Apelaciones de San Miguel, María Estela Elgarrista Las causas se encuentran hace un mes en manos de la jueza y según trascendió no descarta volver a citar a declarar al alto oficial. Según consta en una declaración efectuada por el propio general en diciembre del 2001, Julio Cerda fue miembro de la desaparecida Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), desde el 2 de febrero de 1976 hasta fines del 77. Según el periódico, otro dato que se suma al currículum del general fue su permanencia en la sociedad Pedro Diet Lobos, organismo de fachada del régimen militar que se dedicaba al espionaje en el extranjero donde además estuvieron involucrados Enrique Arancibia Clavel y otros ocho chilenos.La revisión de antiguos antecedentes sobre procesos que datan de 1973 arrojan también la aparición de Cerda Carrasco, quien ascendió y asumió en el cargo de general de la Sexta División de Ejército el 4 de enero del 2002, ascenso que fue cursado por el ex comandante en jefe del Ejército Ricardo Izurieta.

Las diligencias dictadas por la jueza se concretaron gracias al ministro de fuero, Juan Guzmán Tapia, quien acumuló las causas de detenidos desaparecidos de San Bernardo, Paine y el caso del conscripto en el regimiento de Infantería, quien, en mérito de los antecedentes y de acuerdo a su investigación, fueron vitales para citar a declarar al alto oficial. De hecho, según publicó El Mostrador, Cerda fue interrogado el 29 de diciembre del año pasado por el juez Guzmán Tapia, quien se constituyó en la Escuela de Infantería de San Bernardo, trámite que fue adelantado debido a que Cerda ya estaba destinado a la Sexta División. Los casos El general, Julio Cerda aparece mencionado en tres procesos pendientes.

El primero es la desaparición del pastor evangélico Roberto Segundo Avila Márquez y otros detenidos desaparecidos y muerte de trabajadores de la Maestranza de Ferrocarriles de San Bernardo, ocurridas en el mes de septiembre de 1973. Por este caso existe una querella en el proceso, donde ya el 22 de mayo de 1991 Cerda y otros oficiales fueron citados a declarar por una orden emanada del Segundo Juzgado del Crimen de San Bernardo. El alto oficial aparece mencionado en una declaración que realizó el ex conscripto Manuel Enrique Paredes, quien en 1973 realizaba el Servicio Militar en la Escuela de Infantería de San Bernardo y a pesar que la declaración no sindica al general como involucrado en las detenciones, lo incluye entre sus superiores en aquella épocaAdemás el ex conscripto afirma que al recinto militar llegaron once detenidos de la Maestranza y que a uno de ellos le prestó ayuda. Se trataba de David Avila Márquez, hermano del pastor evangélico que también estaba detenido en el recinto, y a quienes le correspondió vigilar en algunas ocasiones. "Durante el tiempo que permanecí en el referido cerro sólo estuve dos o tres veces como vigilante de los detenidos, los cuales durante el día permanecían con la vista vendada", señaló Paredes al diario electrónico.

Sin embargo, en la declaración que prestó el general Julio Cerda ante Guzmán, el alto oficial negó que en el recinto militar, donde estuvo desde 1970 hasta el 2 de enero de 1976, haya visto ingresar o egresar detenidos durante el año 1973. Avila Márquez y sus compañeros fueron fusilados en 1973 y algunos de los cuerpos aparecieron en el Patio 29, fecha en que el general Cerda estaba destinado a la Escuela de Infantería de San Bernardo, donde tenía el rango de teniente y era jefe de un grupo de entre 30 y 40 soldados. Más casosCerda también aparece mencionado en las investigaciones que buscan aclarar la desaparición y posterior muerte de 23 campesinos en Paine, ocurrida en 1973. Los campesinos fueron conducidos también al cuartel número 2 de Cerro Chena y posteriormente fueron fusilados. Otra duda que también se espera dilucidar la justicia es la muerte de un conscripto del regimiento de infantería de San Bernardo, también en 1973, quién apareció acribillado días después del golpe milita


  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015