Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Recinto DINA - "José Domingo Cañas" Nº 1367

"Cuartel Ollagüe"

 Santiago

                             

            El recinto José Domingo Cañas , conocido por los agentes de la DINA como “Cuartel Ollague”, funcionó como recinto secreto de detención y de tortura, aproximadamente entre agosto y noviembre de 1974. Estaba ubicado en el No 1367 de la Calle José Domingo Cañas con República de Israel, comuna de Ñuñoa, Santiago.  Este recinto fue un local de transición, usado desde el fin del funcionamiento de Londres 38 y hasta comienzos del funcionamiento de Villa Grimaldi. El número de presos políticos fluctuaba entre 20 y 35 personas y el tiempo de permanencia era variables, desde 1 a 30 días. Los interrogatorios estaban a cargo de suboficiales al servicio de la DINA. Los detenidos eran mantenidos en una pieza común relativamente amplia, similar a la de Londres 38, y en un lugar llamado "el hoyo", que era algo así como una despensa, sin ventanas ni ventilación, de aproximadamente  2 x 1 metros, donde se llegó a tener a un mismo tiempo hasta más de diez detenidos, en condiciones extremas de hacinamiento y de falta de aire.

El Comandante de este centro de tortura era el entonces mayor de Ejército, Marcelo Luis Manuel Moren Brito, quien no tenía oficina allí, pero llegaba todos los días al centro. Anteriormente el Comandante del centro de detención fue Ciro Torré, Oficial de Carabineros. Luego fue reemplazado por el Capitán de Ejército, Francisco Ferrer Lima, alias “Max Lenou”. Bajo Ferrer y con mayor jerarquía que el resto de los oficiales estaba Miguel Krasnoff. Otros oficiales eran, el Capitán de Carabineros Ricardo Lawrence Mires; Teniente de Carabineros Gerardo Godoy García, y el Teniente de Ejército, Fernando Laureani Maturana, alias “Tte. Pablo”. Krasnoff dirigía dos grupos operativos. Halcón I y Halcón II. Halcón I estaba integrado por Basclay Zapata Reyes, alias “El Troglo”, Osvaldo Romo Mena y Eduardo Pulgar. Halcón II estaba dirigido por el Suboficial de Carabineros Tulio Pereira, además lo integraba un agente de la DINA de apellido Fuentes, alias “El Cara de Santo” y Teresa Osorio amante de Basclay Zapata; a veces, fue integrado por María Gabriela Ordenes, apodada “Soledad”.

Entre los presos políticos que fueron identificados en este recinto de detención están Cecilia Bojanic (se encontraba embarazada 4 meses), Flavio Oyarzún, Jacqueline Drouilly (se encontraba embarazada de 3 meses), Marcelo Salinas, María Cristina López Stewart,, Oscar Manuel Castro y el sacerdote Antonio Llidó. Todos ellos están hoy desaparecidos.

CECILIA BOJANIC y Flavio Oyarzún fueron detenidos el 2 de octubre de 1974, y luego fueron conducidos a la casa de José Domingo Cañas No 1369-1349 de la Comuna de Ñuñoa, centro de reclusión de la DINA, entre los meses de agosto y noviembre de 1974. En los días posteriores al golpe esta residencia fue utilizada por la Embajada de Panamá, para alojar asilados. Al ser desocupada, fue tomada por la DINA. En la actualidad es un albergue de menores.

En este centro secreto operaba el Capitán de Ejército Marcelo Moren Brito y el Teniente Miguel Krasnoff Marchenko, alguien conocido como "Teniente Pablito" ('Teniente Pablito" era el apodo que usaba el Teniente del Ejército Fernando Adrian Laureani Maturana) y también el Grupo Halcón 1 a cargo de "El Troglo'. Es posible que un hombre al que decían Capitán Maxy cuyo nombre es Francisco Maximiliano Ferrer Lima haya sido el directamente responsable de este centro de Interrogatorio - tortura, muertes y desaparecimientos.

La estadía de Cecilia Bojanic en estos lugares fue confirmada por testimonio de otros detenidos que compartieron días de reclusión con ella, y que más tarde fueron liberados. A fs. 28 del proceso por secuestro, se acompaña una declaración jurada ante Notario Público de Alemania Federal, fechada el 15 de octubre de 1975, en la cual la Sra. Marta Caballero Santa Cruz, nacida el 1 de agosto de 1939, con domicilio en 6.000 Frankfurt am. Main, calle Metz 8, con pasaporte chileno Nº : 1.067203. afirma: "Durante mi permanencia en la Cárcel, sección investigaciones DINA, ubicada en la calle José Domingo Cañas, de Santiago de Chile, y en la sección 4 de la Cárcel Tres Álamos de Santiago, entre el 5 de octubre de 1974 y el 15 de octubre de 1974 vi a la Sra. Cecilia Miguelina Bojanic Abad, que se encontraba con un embarazo de 4 meses"

Entrevistada en Chile, en el curso de esta investigación, Marta Caballero Santa Cruz CI. Nº: 4.550.643-6 de Santiago, relata así su encuentro con Cecilia Bojanic: "Fui detenida el día 3 de octubre y trasladada con los ojos vendados a la casa de José Domingo Cañas. Allí fui interrogada y torturada. Al cabo de 3 días, es decir el 6 de octubre fui trasladada en carácter de incomunicada a Cuatro Álamos. Me introdujeron en una pequeña pieza y me quitaron la venda. Allí había 3 mujeres: Rosalía Martinez; Inés Lamoza y Cecilia Bojanic esta última estaba embarazada.

Era de mediana estatura, ojos claros, pelo corto y liso, muy expresiva, alegre y espontánea, cantaba permanentemente a pesar que durante 3 días tuvo intenso dolor de muelas. Cantaba siempre una canción para que Flavio la oyera.... a la distancia se escuchaba una melodía en respuesta Recuerdo que me contó que vivían en un sector popular en un departamento pequeño, pobre pero que ella lo tenía hermoso y lleno de vida".

"Cecilia se veía tranquila y segura Estaba confiada en que pronto la dejarían en libre plática y luego en libertad pues nos decía que ella no tenía caros políticos de responsabilidad. Estaba tranquila y trataba de darnos ánimo a nosotras. Recordaba permanentemente a su hijito Leonardo y nos contaba cosas hermosas de él cómo hablaba, sus gestos, sus expresiones, sus sonrisas".

"Con Rosalía Martinez Cereceda, artista y música, en voz muy baja cantaban a dúo para estimularnos, para darnos fuerza y esperanzas".

"El guardia que nos cuidaba que evidentemente estaba del lado nuestro, a escondidas introdujo una guitarra en la celda y luego una noche logró conducir a Cecilia frente a la pieza donde estaba Flavio para que lo viera .Este guardia a quien le decíamos "Mauro" fue posteriormente asesinado" ". (Su nombre era Carlos Carrasco Matus. Fue detenido el 14 de Marzo de 1975 en su domicilio, por dos funcionarios de la DINA; días después un oficial de la DINA retiro de su casa el arma de servicio de Carrasco. El 26 de marzo el oficial de la DINA placa número 8869, comunico al padre que este se encontraba en la prisión de 'Tres Álamos".

Dos días mas tarde ese mismo oficial concurrió a la casa de Carrasco, comunicando a sus familiares que este se habla fugado ignorándose donde se encontraba.')

"Un día, debe haber sido el 9 o 10 de octubre, entró Mauro a buscarla, le dijo que ella y su marido serían trasladados. Se despidió tranquilamente de nosotras estaba contenta, segura de que la liberarían. Nos besó y nos dio ánimo; Cecilia nunca llegó a Tres Álamos y con el tiempo supimos que nunca llegó a ningún lado y que ella y Flavio, junto a otros que fueron detenidos en esa época están también desaparecidos

Ratifica lo afirmado en el testimonio anterior, la declaración jurada ante Notario Público del 3 de diciembre de 1975, en la ciudad de Ulm, Alemania Federal, otorgada por don Eduardo Lebrecht, pasaporte alemán Nº: 4.087261, este testigo señala: ".. 1) Fui detenido la noche del 30 de septiembre de 1974 por la DINA, en la vivienda de calle Carlos Silva Vildósola, parcela 178, en Santiago de Chile. 2) Fui llevado al centro de torturas de José Domingo Cañas, de la Comuna de Ñuñoa, en Santiago de Chile, y estuve allí el l,2 y 3 de octubre de 1974, donde vi y hablé con las siguientes personas: Flavio Oyarzún Soto y su esposa, la cual estaba embarazada...". Esta declaración se encuentra acompañada a Ls. 39 en el proceso criminal antes mencionado.

El testimonio de doña Rosalía Martinez Cereceda, C.I. Nº:1.684.626, de Israel, que consta en declaración ante Notario Público otorgada en la ciudad de Tel-Aviv, Israel, el 3 de noviembre de 1975, agrega mayores detalles sobre la permanencia de la afectada y su cónyuge en centro de reclusión a cargo de la DINA. La testigo expresa: "...Que fui detenida por el Servicio de Inteligencia Nacional - DINA - el día 22 de septiembre de 1974 mientras me encontraba en mi casa, calle Alonso de Canas 1107".

"Que fui conducida por el personal de la DINA a una casa, que después supe; estaba ubicada en José Domingo Canas esquina República de Israel En esta casa permanecí hasta el día 5 de octubre de 1974, fecha en que fui conducida al pabellón incomunicados, ubicado en el campo de prisioneros de Tres Álamos. Allí permanecí hasta el 9 de noviembre; fecha en que pasé a libre plática hasta fin de diciembre; mes en que fui expulsada del país".

Durante mi estadía en la casa de José Domingo Cañas pude ver allí a Cecilia Bojanic y su marido, Flavio Oyarzún, que fueron detenidos aproximadamente el día 2 de octubre de 1974, también por personal de la DINA (las fechas no las puedo precisar con demasiada exactitud debido a que las condiciones no lo permitían). Cecilia estaba embarazada de 5 meses. Ellos fueron sacados de ahí el día 4 de octubre en la noche y fueron trasladados e incomunicados a Cuatro Álamos".

"El día 5 de octubre, cuando llegué al pabellón de incomunicados, me encontré nuevamente con Cecilia, que estaba en la pieza Nº 2 de mujeres. Cecilia se encontraba muy bien de salud, pero necesitaba control médico por su embarazo, por lo que fue revisada por el médico del pabellón, que le recetó vitaminas".

"Ella se encontraba en la lista regular de detenidas ya que todas las mañanas y noches se pasaba lista con nuestros nombre".

"Aproximadamente a mediados de octubre, Cecilia, su marido Flavio y otras personas, fueron sacadas como a las 11 de la mañana para ser llevadas a un lugar desconocido que no se mencionó. Nunca más los vimos ni supimos nada de ellos".

JACQUELINE DROUILLY fue conducida junto a su esposo Marcelo Sa1inas al igual que Cecilia Bojanic y Flavio Oyarzún, a la casa de José Domingo Cañas. "Esta casa tenía una pieza en el patio separada de la casa principal al parecer era de madera. Al lado de la pieza había como un closet(3) allí ponían a los que habían sido recién torturados. En otra pieza tenían a las prisioneras que colaboraban con ellos (En ese tiempo Marcia Merino Vega y Luz Arce). Cuando nos sacaban a interrogatorio cruzábamos el patio, por supuesto siempre con los ojos vendados y para entrar a la casa había que subir tres peldaños" , recuerda una prisionera política de esa época.

Amanda de Negri, de profesión abogado, C..I. 4.930.155 de Santiago, detenida el 9 de Octubre de 1974 por el propio Marcelo Moren Britto, relata que el 30 de Octubre cuando ella ya se encontraba en Tres Álamos, en libre plática, fue llevada nuevamente a la casa de José Domingo Cañas para someterla a un nuevo interrogatorio. "Luego que me interrogaron y me aplicaron corriente sin poder confirmar nada de lo que me preguntaban, me trasladaron hasta la pieza en donde tenían hacinados a todos los prisioneros políticos. Por la forma de mi cara yo podía ver echando para atrás la cabeza, en esa forma distinguí sentada en un rincón, a una muchacha joven, algo gorda; con un chaquetón de lana y con una falda. Estaba callada y permaneció callada durante toda la noche; sólo contó en voz baja que la habían detenido junto a su esposo y que se llamaba Jacqueline Drouilly. Además nos dijo que era de Temuco y que estudiaba Servicio social Cuando empezó a amanecer y todos nos dábamos ánimo, Jacqueline permanecía callada, sólo al medio día empezó a hablar y a decir cosas divertidas que nos hacían reír. A Marcelo lo tenían en el closet y al parecer los habían torturado. Pienso que esa alegría y confianza que trataba de infundirnos era para ella tal vez un mecanismo de defensa". A Amanda de Negri la trasladan al cabo de 6 días nuevamente a Cuatro Álamos. Jacqueline y Marcelo Salinas quedaron en José Domingo Cañas.

Cecilia Jarpa Zuñiga C.I 6.399.677-7 quién fue detenida por la DINA el 1 de Octubre de 1974, nos relata que, el 30 de Octubre, encontrándose todavía en José Domingo Cañas donde había sido interrogada y torturada, conoció a Jacqueline Drouilly: "Ella llegó en la noche. Al cabo de algunas horas la vuelven a sacar y la regresan más tarde. Durante 15 días estuve con ella, luego nos trasladaron a las dos juntas a Cuatro Álamos. Allí estuvimos en la pieza 3. Jacqueline siempre estaba hablando, diciendo cosas divertidas y era muy graciosa, lograba hacemos reír; además era ingeniosa, se las arregló para saber dónde tenían a Marcelo en Cuatro Álamos, y con un espejito, que no sé de dónde había sacado, le hacía señas con el sol a través de una ventana. Un día empezaron a llamar por sus nombres a algunos prisioneros, los llamados salieron de sus piezas y se pusieron en fila en el corredor. Era una larga lista. Todos ellos están ahora desaparecidos, entre ellos Jacqueline y Marcelo".

En el recinto José Domingo Cañas fue también asesinada  Lumi Videla. Su cuerpo sin vida, con huellas de atroces torturas, fue lanzado al interior de la embajada de Italia en Santiago.

Al igual que otros centros de tortura de la época, su existencia fue negada por la dictadura.. En Agosto de 1979, el Ministro del Interior Sergio Fernández Fernández informó que el referido inmueble era efectivamente una dependencia de la CNI, pero que se trataba "de un recinto militar". En Agosto de 1979, el General Manuel Contreras Sepúlveda declaró que la casa de calle José Domingo Cañas había sido un cuartel de la DINA, negando su condición de lugar de reclusión. Miguel Krassnoff Martchenko también reconoció la existencia de dicho recinto y dijo que se trataba de un cuartel de la DINA en el cual también había estado

El recinto José Domingo Cañas fue demolido el año 2002, aun cuando fue tomada por jóvenes (ver foto abajo) para evitar que fuese demolida por Rochet dueños del "Castillo del Juguete".

  Manifestaciones contra la demolición de este centro de detencion

Memorial en recuerdo de las víctimas de este centro de detención

 

Para mayor informacion visite el sitio:  http://josedomingocanas.org

 

Fuente de Información: Informe Rettig; Libros: “Todas íbamos a ser reinas”; “La Gran Mentira”; “La Represión Política en Chile, los hechos”;PrimeraLinea.cl; El Mercurio;; Archivo Memoriaviva;


PRIMERALINEA :

27 de Diciembre 2001

DEMUELEN CENTRO DE TORTURA DE LA DINA EN JOSE DOMINGO CAÑAS

Una gran maquina retroexcavadora termino con años de lucha por rescatar la casa de Jose Domingo Cañas, uno de los mas brutales centros de
tortura de la DINA: se le imputan 42 detenidos desaparecidos y cerca de 50 sobrevivientes torturados. Se acabo asi con la posibilidad de convertirla en un centro historico y cultural que diera testimonio de lo que sus paredes presenciaron.

No sera posible. La memoria de los ladrillos que absorbieron innumerables gritos, de las habitaciones que presenciaron sendas torturas, de la diminuta sala tipo despensa sin ventanas ni ventilacion donde encerraban a los detenidos, bautizada como el "hoyo", ya no podran contar su historia. La casa de Jose Domingo Cañas yace bajo escombros. No se salvo de la demolicion a pesar de los multiples esfuerzos que
emprendieron para evitarlo quienes entendian la necesidad de conservar iconos para que la debil memoria colectiva chilena no se diluya ante las
promesas de un futuro mejor. Laura Moya, tia de Lumi Videla, militante del MIR muerta en el lugar (no resistio a la tortura), ha sido la impulsora del
rescate de esta casa junto a un colectivo de agrupaciones. Dice impactada: "Fue impresionante ver como esa tremenda maquina destruia todo una vez mas, alli donde tantas vidas fueron tambien destruidas. siempre todo se relaciona". Le duele, pero no pierde todas las esperanzas. Hace años que estuvieron a punto de lograr la conservacion de este centro de reclusion clandestino y, segun ella, siempre existio la voluntad del gobierno para conseguirlo, pero finalmente no se pudo.

A pesar de su destruccion, su lucha no termina aqui. "Justamente mañana (hoy) el Consejo de Monumentos Nacionales debe revisar una de nuestras
peticiones para colocar una escultura al frente de la casa, recordando a los detenidos desaparecidos en el lugar". Paradojalmente, otra peticion al mismo organismo estaba destinada a que la edificacion fuera declarada monumento nacional, proceso que iniciaron hace dos meses y que terminaron recien el lunes 24, tras reunir la larga lista de antecedentes requeridos. De haberlo logrado, se habria impedido cualquier modificacion en el lugar.
Fue un resquicio legal el que los traiciono en esta oportunidad, porque en octubre habian logrado una medida precautoria para proteger la casa. La
misma figura que un año atras impidio por seis meses los intentos del actual dueño Pablo Rochet -el empresario juguetero, cuyo local es contiguo a la construccion-, por destruirlo.

Laura Moya y su abogado no saben por que la medida fue restringida a dos meses, pese a que aun estan vigentes los meritos para mantenerla. Uno de ellos es que la construccion de Jose Domingo Cañas forma parte de las investigaciones que sustancia el juez Juan Guzman y, el segundo, que estando en proceso de ser declarada monumento nacional, es pertinente evitar cualquier modificacion. Esos dos meses concluyeron el lunes 24 de diciembre y desde ese momento Rochet quedo facultado legalmente para demolerla. y lo hizo.

La historia
Entre 1970 y 1973 la casa fue de propiedad de un sociologo brasileño asesor de Salvador Allende, Teothonio Dos Santos, quien debio huir en el momento del golpe de Estado. Entre septiembre de 1973 y agosto del año siguiente estuvo a cargo de la Embajada de Panama, a quien le fue arrebatada por la DINA para transformarla en un centro clandestino de detencion y tortura. En eso se ocupo hasta noviembre de 1974, constituyendose en uno de los lugares de paso entre Londres 38 y Villa Grimaldi, pero no transando en la sofisticacion de las agresiones. Alli operaron peritos de las brigadas "Condor", "Halcon", "Aguila" y "Tucan". Se le conocia como "Cuartel Ollagüe".

Tras la muerte de Lumi Videla y el escandalo internacional que causo encontrar su cuerpo en la Embajada de Italia el 4 de noviembre de 1974, la
casa fue desechada como centro de torturas. Entre 1977 y 1987 estuvo en poder de la CNI; ese año, la ley obligo devolver la construccion al
ministerio de Bienes Nacionales, que la destino para albergar oficinas del Sename. En marzo del año 2000 se aprobo la ley de restitucion de bienes y el inmueble fue devuelto a su original dueño: Teothonio Dos Santos, quien faculto al abogado del Partido Comunista, Eduardo Contreras, para venderlo, tras rechazar su devolucion.

El jurista de derechos humanos Hugo Gutierrez señala que es en esta parte de la historia donde se pierde toda posibilidad de recuperar la propiedad. "En ese momento no hubo voluntad politica del gobierno de indemnizar al dueño de la propiedad y quedarse con la casa". Para Laura Moya no es tan clara esta falta de voluntad y sostiene que Contreras fue el que opto siempre por vender la propiedad. En esas condiciones fue adquirida en 90 millones de pesos por Rochet. De alli en adelante la pelea ha sido con el empresario, y se dsarrollo entre recursos precautorios para impedir lo que el siempre quiso hacer, es decir, demoler el inmueble para trasformarlo en estacionamientos para su tienda. Las presiones del "Colectivo de rescate de la casa Jose Domingo Cañas concitaron la voluntad primero del ministerio de Bienes Nacionales, luego del ministerio de la Vivienda y finalmente del Serviu para comprar el inmueble. Sin embargo, el objetivo nunca fue logrado, puesto que Rochet puso siempre al bien raiz un sobreprecio que rondo los 150 millones de pesos.


El Mercurio

23 de Enero 2002

Declaran monumento histórico a ex centro de torturas en Chile

 El Gobierno declaró hoy "monumento histórico" los terrenos en que funcionó un antiguo centro de torturas, durante el gobierno militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Se trata del lugar donde la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía política del régimen militar, instaló el recinto de detención conocido como "casa de José Domingo Cañas", que funcionó durante la década de los años setenta, tras el golpe de Estado de 1973.

Este edificio fue demolido el pasado 27 de diciembre por orden de su dueño Pablo Rochet, un empresario de la industria juguetera, a pesar de la oposición de las agrupaciones de familiares de las víctimas de la represión.

La ministra de Educación, Mariana Aylwin, destacó que el sitio tiene valor histórico como testimonio de algo que no debe volver a ocurrir.

Hoy, un grupo de impulsores de esta iniciativa, realizó una manifestación frente al ministerio de Educación para agradecer el que se haya dictado el mencionado decreto.

"Queremos que este sitio se transforme en un lugar de memoria, de verdad de lo que allí ocurrió con 42 desaparecidos y cientos de torturados, y también de vida y cultura que haga posible reafirmar la convicción de que nunca más se repitan estas violaciones a los derechos humanos", señaló un dirigente de los manifestantes.

Este es el tercer centro de detención del régimen militar que se convierte en memorial de los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos.

El pionero fue la remodelación de "Villa Grimaldi", en el sector andino de Santiago, que en la década de los setenta albergó a más de 5.000 prisioneros políticos.

En marzo de 1997 se convirtió en el "Parque de la Paz", repleto de símbolos y cuadros con la explicación de las torturas infligidas en cada sala y abierto al público.

A fines de diciembre pasado le siguió Pisagua, pequeña caleta pesquera ubicada a 1.909 kilómetros al norte de Santiago, que sirvió como centro de detención en las décadas del cuarenta y del setenta.

En 1990 se descubrió allí una fosa con 22 cuerpos, de los cuales 19 fueron identificados.

El Gobierno dio su beneplácito para en ese lugar se construya un memorial que será el anticipo de un plan global de desarrollo para la caleta.

Según cifras oficiales, durante el gobierno de Augusto Pinochet hubo alrededor 3.197 víctimas, de las cuales 1.197 corresponden a desaparecidos.


Lunes, 26 de julio de 2010

José Domingo Cañas

El Domingo al medio día visité la Casa Memoria José Domingo Cañas. Los nombres de hombres y mujeres tallados en durmientes me invitaron a recorrer por unos instantes el horror vivido en ese lugar cuando fue una de las casas de tortura de la DINA.

Adentro me recibieron dos personas, ambos familiares de torturados en esa casa. Me mostraron el lugar, y me contaron su historia.

Escuché atentamente el ansioso relato que hicieron, tratando de explicarme el porqué de la importancia de ese lugar, de ese ejercicio a la memoria.

Al lado, una mesa de colegio llena de libros de autoedición que retratan los pasajes, los testimonios, los análisis de la historia.

Escuché un relato en primera persona, un relato proveniente de las víctimas.

Saliendo de allí me di cuenta que el relato de los derechos humanos, a lo menos en nuestro país, lo llevan únicamente las víctimas y es un relato contado desde el trauma de la vivencia.

Recordé una frase de una de las protagonistas de la última película de Patricio Guzmán “Nostalgia de la Luz”, que dice “nosotros: las victimas de derechos humanos somos la lepra del país”

Así lo hemos hecho, hemos transformado a los derechos humanos en un tema del que no nos queremos hacer cargo, cada cierto tiempo la historia presiona activando un juicio, pero no hemos sido capaces de darle a este tema, además de un espacio legal justo y digno, un espacio simbólico. Al Estado le ha bastado con la publicación de los Informes Valech y Retting, al país le ha bastado con dejarlo pendiente y no hablarlo.

Tenemos que lograr como sociedad darle otra mirada a este tema, no podemos dejar en manos de las víctimas el rescate de nuestra memoria, no podemos seguir callando y de ese modo alentando a aquellos que piensan que es mejor dar vuelta la página. Tenemos que darle mayor dignidad a este tema e instalarlo desde un discurso renovado y relatado por nosotros, los que no somos víctimas directas, pero si somos co-habitantes del mismo país, de la misma historia.

Tenemos que lograr renovar la mirada, actualizar el discurso y con fuerza ocupar nuestra historia como única posibilidad de construcción de un país digno y justo

Todos hemos colaborado a instalar el tema de los derechos humanos en un espacio estrecho, donde solo tiene cabida un proceso, un indulto, una identificación, un resultado de ADN, algunos aplicando el poder de manera explicita en marginarlos, otros guardando silencio y observando.

Estas víctimas son nuestras, son uno más entre todos nosotros, la verdadera lepra de la sociedad chilena es el olvido y la marginación.


El Ciudadano

3 de Mayo 2012

Aniversario Fundación 1367 Casa de la Memoria José Domingo Cañas

El segundo aniversario de la Fundación 1367 Casa Memoria José Domingo Cañas se realizó el domingo pasado, 29 de abril, con un acto artístico cultural en la vereda de la casa, que fue utilizada como centro de tortura, detención clandestino y exterminio, a cargo de la Dirección de Inteligencia Nacional -DINA-.

El evento contó con la presencia de varios artistas, como Anita Tijoux, Alonso Nuñez, Legua York, Grupo Napalé, Tío Leo y coro del Latino, Folklore. Según la Fundación, el motivo del acto no sólo era la conmemoración de los hechos occuridos en este lugar de la comuna Ñuñoa durante la dictadura, sino, también la celebración de “nuestra historia de lucha, nuestras proyecciones y nuestros futuros sueños por el rescate de la memoria y los derechos humanos“.

La presidenta de la fundación, Laura Moya Diez, destacó la tarea de la fundación que consiste en rescatar la memoria y los derechos humanos. “Eso es un memorial vivo, no es un museo. La gente que estuvo y murió aquí, queremos rescatar sus vidas, sus ideas. Por eso no dejamos hacer cosas alegres, porque pensamos que no se puede pasar la vida sufriendo solamente. Estamos aquí para rescatar la historia para la generación de los jóvenes”.

El fin de la actividad fue marcado por una simbólica velatón, en que fueron puestos velas en la entrada del lugar de tortura, cada una representando a una de las personas ejecutadas en este lugar.


PiensaChile.cl

23 de Abril 2014

Extraño nuevo robo de computador en ex centro de tortura

Se trata del sitio memoria José Domingo Cañas 1.367 ubicado en Ñuñoa. A mediados de enero de este año sufrieron exactamente el mismo delito, sin llevarse otras especies de valor.

La Fundación 1367 Casa Memoria José Domingo Cañas denunció este martes un nuevo robo con fuerza en sus dependencias con el objeto de apropiarse exclusivamente de la CPU del computador de la institución humanitaria.

El hecho es similar al ocurrido a mediados de enero de este año cuando también desconocidos ingresaron al lugar con el mismo propósito, dejando varias otras especies de valor y de fácil reducción.

La Policía de Investigaciones perició el lugar y se encuentra realizando las pesquisas correspondientes.

La Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi condena estos hechos y solicita a las autoridades competentes ubicar, detener a los responsables y solidariza con los integrantes de la Fundación 1367 Casa Memoria José Domingo Cañas.

La casa de José Domingo Cañas fue un centro de detención, tortura y asesinato de la Dina (Dirección de Inteligencia Nacional), durante la dictadura. Allí estuvieron detenidas más de 180 personas, de los cuales más de 50 fueron hechas desaparecer.

Contacto: Carlos Antonio Vergara
Comunicaciones Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi


  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015