Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Clínica London

Santiago

 

La Clínica London,  ubicada en la calle Almirante Barroso Nº 162, sirvió como clínica clandestina de la DINA al término de la Clínica Santa Lucía.  Este centro de detencion y tortura cumplía las mismas funciones que esta última, aunque tenía más capacidad e infraestructura.  La Comisión  Rettigg recopilo testimonios de presos politicos que estuvieron en este recinto y del personal que operó en el mismo.

 

Fuentes de información: Informe Rettig; El Ciudadano; CIPER; Archivo Memoriaviva


El Ciudadano

10 Febrero 2011

Demolición de Clínica London: Sale un ex centro de tortura, entra una sede de Inacap

 Un llamado a las autoridades para que recapaciten y detengan la demolición del lugar hizo Rosario Carvajal, presidenta de la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales. El inmueble a demoler es la Clínica London, lugar del Barrio Yungay que está en la categoría de “Zona Típica”, y por ende, protegido por el Consejo de Monumentos Nacionales.

Actualmente la casa de estudios Inacap es dueño de la propiedad y pretenden allí construir parte de su sede Santiago Centro, que además incluye otras instalaciones en las calles Almirante Barroso y Moneda. Hasta ahora se han hecho dos demoliciones en el sector, aprobadas por el Consejo de Monumentos, la próxima pretende ser este ex centro de detenciones de la Dirección de Inteligencia Nacional (Dina).

El inmueble esconde un historial de violaciones a los derechos humanos, ya que el recinto fue centro de detención y tortura y además contó con la participación de médicos. Este inmueble, además, aparece relacionado con la muerte de Eduardo Frei Montalva, pues era el lugar donde trabajaron quienes lo atendieron en su operación de la Clínica Santa María.

“Debería ser un lugar de memoria, para mantener fresca la historia oscura de nuestro país, para que las futuras generaciones sepan lo que ocurrió en este lugar y este país no vuelva a cometer los mismos errores de generar clínicas clandestinas (…) donde se hacía revivir a los torturados para seguir torturándolos”, declaró Rosario Carvajal.

La representante de la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales denunció la vulnerabilidad del marco institucional que protege a estos sectores, la Ley 17.288 de Monumentos Nacionales.

“Casos como este ocurren, lamentablemente, todos los días con demoliciones, con permiso o sin permiso, o con incendios. Aquí hay un marco institucional que es absolutamente vulnerable a presiones de inmobiliarios, de privados, como es el caso de Inacap”, afirmó Carvajal.

La demolición fue aprobada durante la administración Bachelet, el 19 de octubre de 2009, y el documento oficial fue firmado por Óscar Acuña Poblete, secretario ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales, quien ha sido cuestionado en reiteradas ocasiones por la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales. Incluso el año 2010 la organización ciudadana pidió la renuncia de éste.

José Osorio (en la foto), encargado de participación ciudadana en Defendamos la Ciudad declaró que su agrupación está bastante molesta con el comportamiento que ha tenido el Consejo de Monumentos en una serie de casos, y que si Óscar Acuña se ha mantenido hasta ahora en el cargo es porque “ha sido bastante funcional a los intereses de las nuevas autoridades”.


CIPER.cl

10.02.2011

Ex Clínica London: ¿Se pueden demoler los Monumentos Nacionales?

A propósito del inicio de la demolición de la ex Clínica London, conocida por los horribles episodios protagonizados por la CNI y donde hoy funciona una sede de Inacap, Patricio Herman se pregunta si es posible derribar monumentos nacionales. El inmueble se levanta en el Barrio Yungay, donde los vecinos se oponen a su demolición. De acuerdo a Herman, por estar una zona declarada típica, el Consejo de Monumentos Nacionales no tiene atribuciones para autorizar que sea derribada.

Los Monumentos Nacionales son bienes patrimoniales que han recibido protección oficial por parte del Estado en el marco de la Nº 17.288 publicada el año 1970 en el Diario Oficial. Son de tipo muebles e inmuebles y de tipo cultural y natural, estando clasificados en seis categorías distintas.

Las más conocidas son las llamadas 1) Monumentos Históricos y 2) Zonas Típicas o Pintorescas, las que requieren de un Decreto Supremo firmado por el Ministro de Educación para ser reconocidas como tales. Previamente sus preservaciones se declaran por acuerdos adoptados por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), organismo técnico encargado de la protección y tuición del patrimonio cultural y natural del país.

Los primeros son bienes muebles e inmuebles de valor histórico y/o artístico, pudiendo ser lugares, ruinas, construcciones u objetos. Los segundos son conjuntos inmuebles urbanos o rurales, de valor urbanístico, paisajístico y ambiental. Muchas de estas zonas corresponden al entorno de un Monumento Histórico y pueden ser grupos de construcciones, parques, lugares agrestes y otros similares.

El artículo 12º de la mencionada ley dice que los inmuebles con categoría de Monumentos Históricos de propiedad privada no podrán ser destruidos, transformados o reparados, sin haberse obtenido previamente la autorización del CMN. Es decir, si un Monumento Histórico, con el paso de los años y por falta de una aceptable conservación, tiene daños de tipo estructural con riesgo latente de caerse y por lo tanto de ocasionar un accidente que afectaría a muchos, dicho CMN podría autorizar su demolición en atención a una causa de interés público.

En el artículo 30º de esta ley se dice que para hacer construcciones nuevas en una Zona declarada como Típica o Pintoresca, o para ejecutar obras de reconstrucción o de mera conservación, se requerirá la autorización previa del CMN, la que sólo se concederá cuando la obra guarde relación con el estilo arquitectónico general de dicha zona, de acuerdo a los proyectos presentados. Ergo, queda en evidencia que las demoliciones no están contempladas para los inmuebles situados en Zonas Típicas y que naturalmente las construcciones nuevas que ahí se levanten se deben emplazar en sitios eriazos. Como es lógico, estas edificaciones deberán respetar la escala y estilo de tales zonas.

Sabemos que los Directores de Obras Municipales y el propio CMN han estado autorizando demoliciones en Zonas Típicas o Pintorescas, a solicitud de los dueños de inmuebles allí insertos, acciones administrativas que vulneran el marco regulatorio. Debemos suponer que esas actuaciones funcionarias corresponden a un desconocimiento de la ley que no se volverá a repetir, más aún si el artículo 38º de la legislación en comento dice “el que causare daño en un Monumento Nacional, o afectare de cualquier modo su integridad, será sancionado con pena de presidio menor en sus grados medio o máximo y multa de 50 a 200 unidades tributarias mensuales”, suma de dinero que nadie quisiera desprenderse de ella.

Por lo tanto y contestando el título de esta columna, el CMN tiene atribuciones para autorizar la demolición de un Monumento Histórico, pero carece de las mismas cuando se trata de un inmueble localizado en una Zona Típica o Pintoresca, siendo ambas cualidades, como lo dijimos en el segundo párrafo de esta columna, Monumentos Nacionales y por ello creemos necesario que se modifique la ley para asimilar las dos categorías en lo que dice relación a sus eventuales demoliciones por fuerza mayor.

Esta materia puntual se abordó en artículo “Vacío legal en el ámbito patrimonial”, publicado el 10 de enero de 2011, y valga la ocasión para tener presente este asunto, ya que para este viernes 11 de febrero a las 09,00 hrs. está prevista una reunión en la sede del Instituto Profesional Inacap, ocupante de la fatídica ex clínica London, situada en la Zona Típica del barrio Yungay. En esta cita, entre los propietarios de la casa protegida y los grupos ciudadanos que no aceptan su demolición, volarán las plumas.


El Sitio de Yungay.cl

Consejo de Monumentos Nacionales autoriza su demolición total

Vecinos por la Defensa del Barrio Yungay hace un llamado a la comunidad, a las organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos y a la Presidenta Bachelet para detener la demolición total del inmueble donde se ubicó la “Clínica London”, centro clandestino de torturas, acreditado en el Informe Rettig y emplazado dentro de la Zona Típica del Barrio Yungay, en Almirante Barroso Nº 76.

De acuerdo al documento oficial del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), ORD. Nº 4359/09, firmado por Oscar Acuña Poblete, Secretario Ejecutivo, y fechado el 19 de octubre de 2009 se señala a la empresa propietaria “Inacap Sede Santiago Centro”: “1. Respecto al inmueble de calle Almirante Barroso Nº 76-78-80, se aprueba la demolición. En relación al proyecto de obra nueva, se requiere reformular la solución de acceso al edificio prolongando los recintos de guardia y estacionamiento de bicicletas hasta la línea oficial de cierre. Por otra parte y de acuerdo a que este inmueble corresponde a la denominada “Clínica London” consignada en el Informe Rettig, se solicita una propuesta de elemento conmemorativo en relación a los hechos vinculados a los DDHH allí ocurridos”.

Junto a ello, según el Of. N: E/025/2009 del 30 de Septiembre de 2009, Rosemarie Bornand Jarpa, Secretaria Ejecutiva del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior señala: “.... de acuerdo a nuestros antecedentes la demolición de dicho inmueble no tendría una incidencia mayor en las investigaciones relacionadas con dicho recinto”.

Frente a esta grave situación, creemos que se está atentando contra la memoria y la lucha por la verdad y la justicia que ha llevado adelante la sociedad chilena y principalmente las organizaciones de derechos humanos. No basta con sólo poner un elemento conmemorativo en la nueva edificación, se necesita de una política nacional de recuperación y preservación patrimonial de todos aquellos lugares que son parte de una historia que no queremos que se vuelva a repetir. La materialidad del lugar es el mejor ejemplo para que las nuevas generaciones puedan entender lo que significó, en su contexto, las graves violaciones a los derechos humanos ejecutadas por la dictadura militar. Borrar el edificio es borrar la historia, es borrar el derecho a la memoria.

En los hechos se está violando la voluntad de miles de personas que acompañaron la solicitud de Zona Típica del Barrio Yungay que según expresa la ley, protege la fachada de los más de 7.000 inmuebles ubicados en la Zona Típica. En esta propiedad, como en dos casos anteriores en nuestro barrio, el CMN está actuando contra la protección que asegura la propia ley que ellos deben salvaguardar.

La clandestina Clínica London, funcionó como recinto dependiente de la DINA y está acreditada en el Informe Rettig, vinculada a diferentes hechos de tortura. En ella, no sólo se atendía el personal del organismo represivo de la dictadura de Pinochet, sino también a algunos prisioneros que comenzaban a colaborar, a detenidos que se encontraban moribundos producto de la tortura, para que fueran “recuperados” y los agentes represivos pudieran continuar con sus interrogatorios. Por esta clínica clandestina pasaron cientos de detenidos, muchos de los cuales hoy se encuentran desaparecidos o fueron ejecutados posteriormente por la DINA. Este recinto, además aparece relacionado al asesinato de Eduardo Frei Montalva, pues allí se desempeñó el grupo de médicos que trabajaba en la Clínica Santa María, cuando se operó al ex Presidente.

Esta destrucción total, que solicita la empresa propietaria “Inacap Sede Santiago Centro”, que aprobó el Consejo de Monumentos Nacionales y que cuenta con el respaldo de la Secretaria Ejecutiva del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, es un pésimo precedente para el futuro de nuestro país.

Hacemos un llamado a la Presidenta Bachelet y a la sociedad chilena a movilizarse e impedir esta demolición. No nos parece que esta solicitud de una entidad privada cuyo rubro es la educación, acompañada por decisiones inconsultas y arbitrarias de funcionarios del Estado, se imponga por sobre nuestro patrimonio político que se expresa en la lucha permanente por la memoria, la verdad y la justicia.

La lucha por la defensa de nuestro barrio es la lucha por nuestra memoria.

Vecinos por la Defensa del Barrio Yungay


  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015