Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Regimiento de Artillería No 1 “Tacna”

Región Metropolitana

El Regimiento Tacna, ubicado a doce cuadras del Palacio de La Moneda, recibió a los detenidos de La Moneda y de muchos otros lugares. En septiembre de 1973 su Comandante era el coronel Joaquín Ramírez Pineda y el segundo al mando era el teniente coronel Oscar Escalona.  Diversos testimonios acreditan que ese día se encontraban al interior del regimiento personal militar y de civil, los que utilizaban una pechera de color naranja, el mismo color de los militares que entraron a La Moneda. De acuerdo con testimonios de presos políticos de esas época, el personal de civil “se encargaba de interrogar a los prisioneros, los que eran llevados a una oficina ubicada en el segundo piso, donde se les sometía  a apremios físicos...Entre el personal militar se ha podido identificar al mayor Enrique Cruz,  del Servicio de Inteligencia Militar, quien se encargaba de verificar las identidades de los detenidos, clasificándolos. Se identificó además al teniente Armando Fernández Larios, como una de las personas que estaba presente en los momentos en que los detenidos eran llevados a interrogatorios”.  Mas aun, según el relato del mayor Enrique Cruz,  Augusto Pinochet habría estado presente durante las torturas de los miembros del GAP  “... en el sector conocido como “los rastrillos”... vio a Pinochet presenciar las torturas a los miembros del GAP. Desde el lugar donde se instalaba, por motivos de luz no podía ser visto por los torturados y tampoco por los torturadores”.

Los sobrvivientes declararon en el Informe Valech que en el Regimiento los recibían con una golpiza y que debían pasar por un callejón oscuro, luego los llevaban a las caballerizas. Debían permanecer allí, vendados, amarrados, privados de alimento, agua, sueño y carecían de servicio higiénico. Los interrogatorios se realizaban en el segundo piso del regimiento, donde sufrieron golpes de pies, puños y objetos contundentes; aplicación de electricidad, amenazas, colgamientos, el teléfono, quemaduras de cigarrillos, el submarino, simulacros de fusilamientos. Los obligaban a permanecer en posiciones forzadas y padecieron vejámenes y violaciones sexuales, tanto a mujeres como a hombres.

Los testimonios entregados al Comité por la Paz y posteriormente a la Vicaría de la Solidaridad, han permitido hacer una síntesis de lo que sucedió con los prisioneros en el Regimiento Tacna: “Mientras estuvieron detenidos en ese regimiento fueron obligados a arrastrarse hincados, estar tendidos, con los brazos sobre la nuca o de pie con los brazos en alto. Durante casi cuarenta y ocho horas debieron permanecer en posiciones dolorosas, en terreno áspero o de huevillo, siendo pisoteados por los militares que corrían sobre ellos y que los golpeaban con las culatas de sus armas o les proferían heridas con sus yataganes, con la permanente vigilancia de guardias armados de ametralladoras, quienes los amenazaban y solicitaban a los Oficiales ejecutarlos de inmediato Posteriormente permanecieron en un sector denominado los boxes o antiguas caballerizas; desde allí, los prisioneros eran llevados a una oficina ubicada en el segundo piso del Regimiento, donde eran torturados e interrogados por personal del Servicio de Inteligencia Militar, SIM. Posteriormente eran devueltos, en malas condiciones físicas, a reunirse con los otros prisioneros y a continuar en las posiciones dolorosas que les asignaban. Cada cambio de guardia comenzaba con una golpiza a culatazos de los prisioneros.. ". Posteriormente fueron sacados del Regimiento para finalmente ser ejecutados, presumiblemente en Peldehue.

Entre las victimas se encuentran: Jaime Barrios Meza, Daniel Escobar Cruz, Enrique Huerta Corvalan, Claudio Jimeno Grendi, Jorge Klein Pipper, Eduardo Paredes Barrientos, Enrique Paris Roa, Héctor Pincheira Nuñez,  Arsenio Poupin Ossiel, Manuel Castro Zamorano, Sergio Contreras Contreras, José Freire Medina, Daniel Gutierrez Ayala, Oscar Lagos Rios, Oscar Marambio Araya, Juan Montiglio Murua, Julio Moreno Pulgar, Jorge Orrego Gonzalez, Oscar Ramirez Barria, Luis Rodriguez Riquelme, Jaime Sotelo Ojed, Julio Tapia Martinez, Oscar Valladares  Caroca, Juan Vargas Contreras

Criminales:
General Augusto Pinochet; coronel Joaquín Ramírez Pineda; coronel Oscar Escalona; mayor Enrique Cruz, teniente Armando Fernández Larios

Fuente de Información: Informe Rettig; Libros: “La pagina en Blanco”; “El Siglo”; Informe Valech; Memoriaviva;


El Mostrador

22 Mayo 2009

Ejército dedica al general Prats un cuartel que fue centro de torturas.

Defensores de derechos humanos consideran un agravio vincular el Regimiento de Artillería Tacna con la figura del general, debido a que el día del golpe de estado, el 11 de septiembre de 1973, 25 asesores y miembros de la guardia personal de Allende fueron llevados a ese cuartel, donde los torturaron y luego asesinaron.
Casi veinte años después del fin de la dictadura, el Ejército de Chile realizará el mayor acto de homenaje al general Carlos Prats, su comandante en jefe durante el gobierno de Salvador Allende y asesinado junto a su esposa por la policía política de Augusto Pinochet.

Pero la forma en que se hará este reconocimiento ha provocado el malestar de los familiares de las víctimas de la dictadura y los activistas de derechos humanos.

El próximo 5 de junio la Presidenta Michelle Bachelet, encabezará la ceremonia de homenaje, a la que también están invitadas las hijas de Carlos Prats y Sofía Cuthbert, asesinados por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) el 30 de septiembre de 1974 en el barrio bonaerense de Palermo.
En ese acto se inaugurará el Campo Militar de San Bernardo, que albergará en un mismo espacio al Regimiento de Artillería Tacna y al Regimiento de Granaderos.

El Ejército bautizará las instalaciones con el nombre del general leal a Salvador Allende y que fue vicepresidente de la República durante el gobierno socialista de la Unidad Popular. Según el proceso judicial desarrollado en Argentina y Chile, por el cual ya han sido condenadas nueve personas, el doble crimen se cometió con el beneplácito del dictador Augusto Pinochet, quien murió en diciembre de 2006 sin ser juzgado por este crimen.

Las sentencias han sido recurridas ante la Corte Suprema de Chile, que en julio próximo decidirá sobre su ratificación.
Pero las víctimas de la represión y los abogados defensores de derechos humanos consideran un agravio vincular el Regimiento de Artillería Tacna con la figura del general Prats.

El motivo es que el día del golpe de estado, el 11 de septiembre de 1973, 25 asesores y miembros de la guardia personal de Allende fueron llevados a ese cuartel, donde los torturaron.
Dos días después, los militares los sacaron de allí, los ametrallaron y escondieron sus cuerpos en una fosa clandestina en Peldehue, al norte de Santiago.

En 1978, sus cuerpos fueron desenterrados, metidos en sacos junto a trozos de raíles ferroviarios y subidos a helicópteros militares, desde donde fueron arrojados al mar.Fue el inicio de la llamada “Operación Retiro de Televisores”, durante la cual fueron exhumados y arrojados al océano Pacífico los cuerpos de los detenidos desaparecidos que permanecían escondidos en tumbas secretas diseminadas por todo el país.

Pero además, el Regimiento de Artillería Tacna fue el lugar desde donde el día del golpe militar el comandante del Grupo de Artillería, el mayor Enrique Cruz Laugier, y sus hombres sacaron las piezas de artillería con las que atacaron La Moneda, donde Allende se resistía momentos antes de que los aviones Hawker Hunter bombardearan el palacio presidencial. El propio mayor Cruz lo reconoció en una declaración firmada con motivo de la investigación judicial que se sigue por los desaparecidos de La Moneda.

“Me parece un honor muy merecido por el general Prats, pero es un grave error vincular su nombre al del Regimiento Tacna, el cuartel donde se cometió la mayor cantidad de crímenes en Santiago después del golpe militar”, comentó a EFE el abogado Nelson Caucoto.

Caucoto, uno de los abogados que representa a los familiares de los desaparecidos de La Moneda, afirma que “el Tacna tiene una historia negra en la represión que los chilenos no olvidan”.
Para el diputado Tucapel Jiménez, hijo del líder sindical del mismo nombre asesinado en 1982, el gesto del Ejército “es muy positivo porque el general Prats se lo merece”.

“Prefiero quedarme con ese lado de la decisión militar, pero si esto se hizo para tratar de blanquear los crímenes ocurridos en el Tacna, creo que es gran error”, agregó el parlamentario miembro de la Comisión de Derechos Humanos.
Por su parte, el diputado socialista Sergio Aguiló, que también pertenece a esta comisión, declaró a EFE que “el general Prats se merece éste y más honores como figura de la historia democrática de Chile”.
“Pero el Ejército sigue en deuda con el país, porque no ha pedido perdón por los crímenes ni ha colaborado con la justicia”, denunció Aguiló.

Para Hernán Medina, ex miembro del Grupo de Amigos del Presidente (GAP) y coordinador de los familiares de las víctimas, “reactivar el Tacna es una falta de respeto a las 25 víctimas y a sus familiares”.
“Vincular su nombre con ese cuartel es un escupitajo a la memoria del general Prats”, dice.

También la vicepresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Mireya García, considera que “reactivar el Tacna es reabrir un episodio horroroso de la historia y ponerle el nombre de Carlos Prats es ensuciar su imagen”, asegura.

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015